La importancia de contar con una web responsive

Actualmente, la primera imagen que tenemos de un negocio es su sitio web. Es el equivalente a una tarjeta de presentación a través de la cual intentamos convencer al visitante de que contamos con el mejor producto o servicio, es el espacio con el que queremos convertir al visitante en cliente. Para ello tenemos que facilitar el proceso de navegación del usuario al máximo. Queremos que pueda informarse, comparar, y así persuadirle y ayudarle a tomar una decisión de compra que esperamos sea favorable. En definitiva, nuestro sitio web es una potente herramienta de marketing y es crucial maximizarla.

Adaptable vs. responsive

A diferencia de un diseño adaptable, que consiste en varios diseños que se adaptan a cada uno de los dispositivos en los que el sitio web va a ser visualizado, un sitio web con diseño responsive es un sitio único capaz de responder de forma inteligente, ajustando su diseño a la pantalla en la cual está siendo visualizado sin importar su tamaño o la resolución configurada. De esta forma un sitio web responsive siempre mostrará la información de manera atractiva, rápida y funcional, sin importar qué dispositivo se esté utilizando en el momento de visitarlo.

¿Por qué es importante? Porque hoy en día no consultamos información en una sola pantalla, la dinámica e interacción se pueden realizar en ordenadores portátiles, tablets, smartphones, smartwatches, smart TVs, consolas, etc. Tener una experiencia integral, con una imagen atractiva y unificada es esencial en la lucha por la atención y preferencia de los consumidores. Tener fotos o textos cortados o que requieran hacer zoom desespera al usuario, lo cual puede hacer que opte por abandonar la página y buscar una alternativa en uno de tus competidores.

En el caso de las pymes el tema se vuelve crítico, ya que el 91% de las pymes no tienen sitios web responsivos optimizados, dejando un amplio margen de mejora. También hay que considerar los riesgos de no tener un sitio web responsive, por ejemplo, un dato revelador: el 40% de los usuarios se irán de tu web si no está optimizada para verse desde el móvil, y se espera que esta cifra aumente conforme la digitalización penetre completamente los mercados.

¿Cuáles son los beneficios de tener sitios web responsivos para las pymes?

1- Es más rentable y eficiente, diseñar y programar un solo sitio web es menos costoso que hacer dos o más, y el tiempo de desarrollo también es menor. También al momento de actualizar contenido se reduce el esfuerzo y se agiliza el proceso.

2- Mayor calidad para el usuario. Al ajustarse automáticamente al tamaño de tu pantalla, se simplifica la lectura y navegación del sitio web, mejorando la usabilidad de tu sitio web. De acuerdo con Google’s Think Insights on Mobile, el 61% de los usuarios abandonan los sitios web que son difíciles de usar.

3 – Rankings más altos en el buscador de Google. Siguiendo la misión de Google de “organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil de forma universal”, la compañía premia a los que diseñan y exponen mejor su contenido, al igual que penaliza a aquellos que lo duplican. Google toma en cuenta varios factores para sus rankings: tener una URL constante en todos los dispositivos ayuda a actualizar y optimizar tu contenido; tiempo de carga, los sitios web responsivos cargan sustancialmente más rápido que los que no están programados de esa manera; construcción de back links y re-direccionamientos; y el porcentaje de rebote, entre otros.

4 – Móvil. Acceso en cualquier momento, en cualquier lugar. La tendencia de navegar en móviles sigue en aumento, por lo que ofrecer una mala experiencia penaliza enormemente.

5 – Incrementa las ventas y la tasa de conversión. Tener una web responsive ayuda a que el cliente esté más satisfecho y le sea más fácil encontrar tus productos, pudiendo derivar en mayores ingresos.

6 – Adaptación. Un beneficio importante es que adoptar el diseño responsive lleva menos tiempo, por lo que permite que cuando tengamos que adaptarnos a algún cambio lo hagamos lo más rápido posible. Las tendencias cambian rápido, nosotros también lo tenemos que hacer.

Considerando estos beneficios, y que la tendencia de uso no hará más que incrementarse, las pymes no deben analizar si es conveniente implementar el diseño responsive en sus sitios web, sino, cuándo lo podrán implementar para mantenerse al día y aprovechar el mundo de oportunidades que genera la movilidad en el comercio.

En conclusión, cualquier sitio web tiene que responder a las expectativas de quien lo visita, tiene que ser atractivo visualmente, intuitivo, de fácil navegación y rápido desde cualquier pantalla que se visualice. Las pymes tienen que aprovechar que todavía están a tiempo para mantenerse en la vanguardia.

Categoría: Consejos | eBusiness
0 comentarios0

Tu comentario