Ciberseguridad. ¿Qué hace de la Nube un lugar seguro?

Según los últimos estudios de algunos de los principales proveedores de seguridad IT, 2017 va a ser un año clave en materia de ciberseguridad. Los resultados de las encuestas realizadas por las distintas firmas líderes a nivel mundial, revelan datos muy similares y, de forma general, muestran que más del 90% de las organizaciones están preocupadas por la seguridad en la Nube, y que más del 80% de las pymes demandarán prestaciones adicionales de seguridad (como firewalls dedicados, backup o redes VPN) en sus servicios Cloud.

En este mismo sentido, la reconocida consultora PWC calcula que desde 2012, el presupuesto medio que las empresas dedican a ciberseguridad casi se ha duplicado y seguirá creciendo en los próximos años. Es decir, están cada vez más concienciadas de la necesidad de proteger adecuadamente los datos que tienen alojados en la Nube.

Pero aunque la ciberseguridad sea una de los principales factores de preocupación y desconfianza de las empresas, el Cloud Computing es ya una tendencia imparable. Cualquier empresa, grande o pequeña, e independientemente del sector en el que opere, ha dado ya, o está dando, el salto a la Nube. La Transformación Digital ya no es una opción para las pymes, al menos si quieren sobrevivir y competir en un entorno cada vez más globalizado. Las pequeñas y medianas empresas pueden ahorrar hasta un 68% adoptando este modelo según la ONTSI, de modo que está claro que no es algo que puedan desestimar.

La realidad ha cambiado, y en consecuencia, la forma de trabajar y proteger la información en este nuevo mundo digital debe ser mucho más completa y abordarse desde diferentes perspectivas, tanto internas, como externas. Por ello, hoy más que nunca, la gestión de la seguridad de cualquier proyecto IT requiere de profesionales altamente cualificados y especializados. Todas las complejidades actuales en materia de seguridad deben ser asumidas por proveedores que puedan ofrecer esas medidas de seguridad que, bajo un modelo internalizado, simplemente no se podrían amortizar.

Y es que en realidad la Nube, cuando se aborda de un modo profesional, supone para los datos y los servicios IT, una mayor seguridad que la gestión tradicional. Los proveedores especializados como 1&1 son los únicos que pueden ofrecer a las empresas las medidas de seguridad que requieren. Así, la redundancia de elementos críticos (climatización, hardware, conectividad, electricidad, etc.) o el mantenimiento 24 x 7 de los sistemas por parte de personal especializado son soluciones que los proveedores especializados incorporan por defecto y con las que una pyme nunca podría llegar a contar de no ser por la Nube.

Sin duda, el dato más demoledor y que mejor muestra la alta seguridad que proporciona la Nube es que, según datos del sector, la seguridad es el primer reto para el 31% de los responsables técnicos de las empresas que aún no han dado el salto a al Nube. Sin embargo, la importancia de este factor como freno en su adopción se diluye a medida que las empresas conocen el entorno. Y entre aquéllas que cuentan con experiencia en Cloud, la seguridad pasa de ser la primera preocupación a la quinta.

Así pues, que debemos tener en cuenta la seguridad de los datos, por supuesto. Pero en ningún caso debemos desconfiar de la Nube, ya que los riesgos existen tanto si nuestros datos están almacenados en un servidor local como si se encuentran alojados en un data center externo gestionado por un proveedor. Y es que, solo en este segundo caso contaremos con las garantías de un actor profesional, capaz de comprometerse con Acuerdos de Nivel Servicio y preparado para responder como realmente se debe ante los ataques de los cibercriminales.

Categoría: Cloud | Noticias | Seguridad
0 comentarios0

Tu comentario